RELACIONES PÚBLICAS


Es un conjunto de ciencias, actos y técnicas que a través de un proceso de comunicación institucional estratégica y táctica, tiene por objeto mantener, modificar o crear una imagen de personas o instituciones, para obtener una opinión favorable del público que se relaciona.

Su labor es influenciar en la opinión pública para lograr la aceptación colectiva de los prodecimientos propios de una empresa determinada, mostrando su comportamiento, actividad o conducta de manera ética y moral.

Regresando en la historia, las relaciones públicas constituyen un hecho dado desde las épocas más remotas, donde reyes y principes, empresas y entidades de todo género han mantenido siempre relación con sus públicos.

Toda actividad de relaciones públicas tiene como finalidad principal la gestión de la imagen institucional, mediante el desempeño de las siguientes funciones:

  • Gestión de las comunicaciones internas: Es de suma importancia conocer a los recursos humanos de la institución y que éstos a su vez conozcan las políticas institucionales, ya que no se puede comunicar aquello que se desconoce.
  • Gestión de las comunicaciones externas: Toda institución debe darse a conocer a sí misma y a su accionariado. Esto se logra a través de la vinculación con otras instituciones, tanto industriales como financieras, gubernamentales y medios de comunicación.
  • Funciones humanísticas: Resulta fundamental que la información que se transmita sea siempre veraz, ya que la confianza del público es la que permite el crecimiento institucional.
  • Análisis y comprensión de la opinión pública: Edward Bernays, considerado el padre de las relaciones públicas, afirmaba que es necesario manipular a la opinión pública para ordenar el caos en que está inmersa. Es esencial comprender a la opinión pública para poder luego actuar sobre ella.
  • Trabajo conjunto con otras disciplinas y áreas: El trabajo de todo relaciones públicas debe tener una sólida base humanista con formación en psicología, sociología y relaciones humanas. Se trabaja con personas y por ende es necesario comprenderlas.

También es importante el intercambio con otras áreas dentro de la comunicación como pueden ser la publicidad o el marketing. Si bien estas últimas tienen fines netamente comerciales, debe existir una coherencia entre los mensajes emitidos por unas y por otras para así colaborar a alcanzar los fines institucionales.

Las herramientas de las que se valen las relaciones públicas para cumplir con sus objetivos y funciones son muchas y diversas:

Las relaciones públicas son también una ciencia, pues no dejan de ser un cuerpo creciente de conocimientos falibles adquiridos a la luz de la experimentación, que puede ser transmitido. Como tal, cuenta con una serie de atributos:

  • Amplitud: las relaciones públicas pueden ser aplicadas a diversas situaciones de la vida cotidiana.
  • Apertura: están dispuestas a generar modificaciones cuando sea necesario.
  • Empirismo: se basan en la experimentación.
  • Método: tienen un método propio comúnmente llamado IPCE: investigación, planificación, comunicación y evaluación.
  • Utilidad: ayudan a los fines institucionales y a la gestión de la imagen.
  • Descripción y predicción de la realidad institucional.